Una meta común

Tener claro el destino

Un mural de deseos en Nara

 

 

Ver el camino de otras personas, con la brújula apuntando al mismo lugar. Es posible que no lleguemos, pero al menos sabemos en qué dirección queremos caminar. Y recibir esa determinación y entusiasmo por parte de otras personas, desconocidas o no, me inspira a seguir mi camino.

Dicen que, hoy en día, la búsqueda activa de la felicidad es el principal factor que impide la misma. Para mí eso no significa renunciar a ella. Sigue siendo mi objetivo y un elemento de estudio apasionante, pero me basta con saborear estos pequeños motivos que me hacen sonreír para sentirme feliz. Si me siento feliz, soy feliz. Si otros desean, grande y claro y subrallado, «ser feliz», me siento feliz.

 

Y a ti, ¿qué te hace sonreír?