Todos los días tienen un momento de oro, un segundo mágico, y una frase que, ya sea por su humor, por su filosofía, por su ternura, se convierte en el recuerdo del día siendo incluso injusta con frases que son mejores que la mejor frase de otros días pero que se pierden eclipsadas. ¿Qué más da? Todos los días tienen su frase…

…pero como no tengo conexión todos los días, rescataré la mejor de la semana de entre la mejor de los siete días