By
El tiempo y la distancia son los mejores testigos del amor y la enfermedad.