By
El ego, bien entendido, mola; mal entendido, es un lastre.