3 Hilos: Cosas que nos sorprenden (o que podrían hacerlo)

By

El hilito de hoy surge a raíz del comentario de un adjunto de medicina interna al que le hizo tanta gracia una “especie de chiste” que tuvo a continuación que explicar el motivo de que reaccionase tanto a algo tan simple. Según sus palabras, que no son literales porque mi memoria es algo limitada, había una razón para ello.   Al ir viviendo más, uno ve más cosas, aprende más cosas, experimenta más cosas, y pasa más o menos como los capítulos de los Simpson, que al final uno acaba viéndolos inerte y con inercia. Si a esto le sumamos una profesión que tiene la capacidad de minarte con facilidad, la historia se vuelve un poco más cruda.

Decía: “Ya pocas cosas hay que me sorprendan, y me parece muy triste. No suele sorprenderme cómo evoluciona un enfermo, viendo a la familia soy capaz de predecir cómo van a reaccionar cuando les diga que su padre se está muriendo, no me sorprenden sus reacciones. A estas alturas apenas nada me sorprende. Por eso, cuando encuentro algo que es capaz de sorprenderme, lo disfruto tanto y me alegro.”

Podría dejar aquí el hilito de hoy, porque me parece que ya es suficiente reflexión como para aguantar otra semana, sin embargo no deja de ser la reflexión de mi adjunto y me gustaría darle mi propio enfoque.

Por una parte me parece un futuro muy triste, por lo que me gustaría intentar seguir sorprendiéndome por cuantas más cosas mejor Por otra, esta primera idea me lleva a preguntarme una cuestión: ¿Las cosas tienen capacidad para sorprendernos o somos nosotros los que le damos esa capacidad? Igual es que intentamos achacar a las cosas que nos son ajenas nuestros propios problemas, defectos o deformidades que hemos ido adquiriendo a lo largo del camino. Puedes ver una situación millones de veces y que aún te sorprenda verla de nuevo. ¿Sería acaso culpa de esa situación que no te sorprenda, o la culpa es tuya? Según cómo lo enfoque, pienso de un modo u otro y no lo tengo muy claro. En cualquier caso, coincido con mi adjunto, me parece muy triste