By
Una paradoja curiosa es que cuando me acepto tal cual soy es cuando puedo cambiar