Todo fluye

Plantas acuáticas bamboleándose con el ritmillo de un riachuelo

Fluyendo en todas direcciones, pero siempre algún sentido en el que fluir

En ocasiones imagino como ríos mis proyectos, mis decisiones, mis ideas… ríos que viajan desde su nacimiento hasta donde me encuentro hoy para seguir en su desembocadura hacia el mar de los deseos cumplidos. Después imagino los ríos de la gente que me rodea y a la que quiero. Nuestros ríos se mezclan y es inevitable que hagan turbulencias de vez en cuando. Cada vez añado ríos nuevos de gente progresivamente más desapegada a mí, hasta que imagino todo un mundo de ríos de todo el mundo. Unos fluyen hacia arriba, otros hacia abajo, se oponen, chocan… pero de alguna manera u otra todos fluyen, cambian de rumbo, ceden su paso, se hacen hueco.

¿No es acaso increíble como estas corrientes imbricadas unas con otras en un océano infinito simplemente suceden? A mí me lo parece. Entonces sonrío

Y a ti, ¿qué te hace sonreír?

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s