El otro punto de vista

Pagoda de cristales o un cielo de colores

En esta ocasión me gustaría reivindicar el otro punto de vista. El que solemos perder cuando nos cegamos en la visión catastrófica de las cosas.

Hay ocasiones en que lo que vemos no es tan cierto como lo percibimos, y otras tantas en que verlo a través de un cristal o filtro que nos permita ensalzar o difuminar ciertos detalles no lo hace menos acorde a la realidad.

Reivindico la sonrisa de aquellos que cuando no les gusta el color del mundo que ven se ponen sus cristales tintados en vez de cerrar los ojos. Más aún si en vez de colorear su vista colorean su mundo, brocha en mano y sonrisa en cara.

Por algo se dijo “para gustos los colores” y añado “para colores los días.” Y que mañana adore el color que ayer aborrecí mientras hoy mi paleta adorna el resto del mundo.

Y a ti, ¿qué te hace sonreír?

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s