No es tan fácil ser una gran persona, pero tampoco es imposible.

By

Y con todos vosotros, la mega-respuesta de esta semana. Espero que os guste y os ilustre tanto como a mí.

Una gran persona es:

· Una persona que, aún conociendo sus defectos, te siga pareciendo perfecto, te saque una sonrisa todos los días, esté contigo en los momentos malos y te dé siempre todo lo que necesites para salir a flote en cada momento.

Una persona que te cuida, te protege y está pendiente de ti sin pedir nada a cambio, simplemente porque es lo que le sale de lo más profundo del corazón.

Una persona que sabes que puede aplastarte con un solo gesto (física y emocionalmente) y que aún así sabes que va a usar toda esa fortaleza para impedir que ninguna persona te haga daño, o mitigar lo más posible todo el daño que te puedan hacer.

Una persona con la que puedas hablar acerca de cualquier tema, y sepa ESCUCHARTE, que sepa cuándo debe hablar y qué decir en cada momento; y cuándo debe dejar que el silencio fluya para que tus pensamientos se ordenen dentro de tu cabeza.

Una persona que tenga millones de inquietudes vitales y no se conforme con lo que ve día a día, sino que quiera ir más allá y aprender nuevas realidades y conocimientos que le sigan enriqueciendo como persona.

Una persona capaz de cruzar el mundo por ayudar a otra persona que ni siquiera conoce.

Una persona que sepa cuándo decir que SÍ y cuándo decir que NO, y razonar cualquiera de las dos decisiones anteriores de una manera totalmente asertiva.

Una persona que sepa pedir reconocer sus errores y pedir perdón por ellos sin avergonzarse, ya que sabe que equivocarse es inherente al ser humano.

Una persona cuyo perdón no esté recubierto de otro sentimiento más que de humildad.

Una persona que habla y transmite sus conocimientos de una forma sencilla, preocupándose porque el interlocutor lo comprenda, y que haga todo el proceso sin otros sentimientos más que la satisfacción personal que presupone sentimos todos los seres humanos, al descubrir algo nuevo.

Una persona que se levanta día tras día dispuesto a hacer todo lo mejor posible su trabajo y se siente satisfecho cada tarde por haber sacado el trabajo adelante de una forma correcta.

Una persona que agradece el disponer de un empleo, pero que sabe que es un medio para vivir y no deja que el trabajo domine su vida.

Una persona capaz de realizar cualquier tarea, o por lo menos, de intentarlo.

Una persona que disfruta cada día como si no existiera un mañana.

Una persona que ama a una determinada persona a cada instante como si no existiera ninguna otra en el mundo al que dar su amor.

Una persona que, aun conociendo todos tus defectos, los acepta, y te sigue queriendo y apreciando por quien eres.

Y por encima de todas las cosas, una persona que sea capaz de hacer todo lo anterior y esté cargado de tanta humildad que no le dé a sus actos la más mínima importancia. (06-04-2011)

Y todo esto es una única respuesta. Gran respuesta, en todos sus aspectos.